Oct

23

Relato del viaje y del intento al Cerro Torre


Por: Nicolás Gutiérrez, Embajador Tatoo

El invierno en la cordillera central estaba muy bueno. Mucha nieve en los cerros, condiciones increíbles para esquiar. Incluso abrimos una ruta en el Morado Sur, creo que la primera del invierno.
image

Pero nuestro objetivo estaba a 2.000 km más al sur, en el Chaltén, Patagonia argentina donde queríamos intentar el mítico Cerro Torre en pleno invierno.

Partimos un frio día de agosto en auto rumbo a la Patagonia indómita. Camino para allá nos topamos con otros increíbles cerrazos que no pudimos dejar de escalar como lo es el Cerro Castillo en Coyhaique, el cual escalamos y esquiamos por su canalón oeste sin campo base en 18 hrs.
image

Y siguió el viaje. Ya una vez en Chaltén datiados por una buena venta de buen clima partimos caminado al Cerro Torre. La estrategia era ir por campos de hielo sur hasta la base de este cerro. Los primeros días las ráfagas de vientos nos zamarreaban y tiraban al suelo una y otra vez lo cual el avance era muy lento y cansado.
image

Después de cuatro días al fin llegamos a la base del cerro. La ruta elegida era la Ferrari de la cara oeste. A las doce de la noche empezamos a treparnos por los neveros y mixtos que conducen al Col de la Esperanza de ahí para arriba escalamos los mejores largos de hielo que he realizado con una solides única que solo el invierno te puede dar.
image

image

image

image

Pensábamos que la haríamos corta y fuimos muy livianos por lo que no llevamos ni cocinilla. Grave error porque cuando acabó el día aun nos quedaban 200 metros de escalada y estábamos sedientos. Pensé en un vivac y aguantarle no más pero mis compañeros de cordada no daban más  y esto podía ser peligroso.
image

Así es como el sueño de la cumbre se desmoronaba en pocos minutos… nada que hacer más que bajar, fue un golpe bajo y con mucha pena comenzamos la retirada toda la noche rapeleando con -20 grados c.

Una tediosa retirada de 3 días al pueblo, pero de nuevo no podía parar de mirar el Cerro Torre y pensar que volveré algún día.
image

De vuelta a la zona central esquimos numerosos cerros en Coyhaique y pucón, el Lanín entre otros.
image

Quiero dar las gracias infinitas a Tatoo Adventure por el equipo brindado para esta expedición y un saludo mi hermoso hijo, Inti, que en la montaña lo llevo siempre en mi corazón.

image

About Nicolás Gutiérrez

San José de Maipo, Chile. Desde pequeño le llamó la atención los grandes cerros que rodeaban su casa así que poco a poco empezó a recorrerlos. Le encanta el montañismo, el ski de travesía y expedición y la escalada en roca deportiva y tradicional, ha escalado grandes montañas y paredes.

 

Deja un comentario